Crianza

SER NIÑO

Correr a todas horas. Cuestionarlo todo. Vivir con una intensidad desmesurada. Protestar. Sonreír. Gritar. Refunfuñar. Llorar.⁣ ⁣ No hacer caso. Comer como si se acabara el mundo. Aprender día a día un montón de cosas con una sonrisa de oreja a oreja. Crear música con los cubiertos de la mesa. Hacer burbujas con la pajita.… Sigue leyendo SER NIÑO

Anuncios
Crianza

A MI HIJO NO LE DIGAS NADA.

A mi hijo no le digas nada. Ahora piensa que soy un borde, un radical o un listo. De verdad, piensa lo que quieras. Un “Piel finismo” que diríamos aquí en Cataluña. Te diré algo, me da igual si conoces a mi hijo como si no lo conoces de nada, si eres de su entorno,… Sigue leyendo A MI HIJO NO LE DIGAS NADA.

Crianza, Martí y Mario

ES MI HIJO UN NIÑO DE ALTA DEMANDA?

Niños de alta demanda. Buff…no sé, ya de por si el nombre no me convence. Es decir, yo que soy el primero que se queja de las “etiquetas”, que detesto eso de cuando se  empieza a comparar a los niños a doquier, pues que queréis que os diga...me suena a “etiqueta”. Y todo empieza cuando… Sigue leyendo ES MI HIJO UN NIÑO DE ALTA DEMANDA?

Crianza

SABER PEDIR PERDÓN

Parque vacío. Bueno, ahora ya estamos nosotros tres. Dicen que después de la tormenta siempre viene la calma, así que ahora hay calma. Calma sí, pero también tristeza…mucha tristeza. Los sábados son complicados, muy complicados. Estamos vosotros 2 y el  papá, nadie más…y tampoco  se le espera. Aunque vuestra madre me diga eso tan chulo… Sigue leyendo SABER PEDIR PERDÓN

Crianza, magia, sueños

¿QUIÉN HA MATADO A PETER PAN?

Me levanto de mi cama. Perdón, volvamos: Me levanto de la cama de mi hijo maldiciendo el colecho por enésima vez y con un extraño sueño erótico-festivo que no viene al caso contaros.  Me voy directo al lavabo tropezándome con  la muñeca de Elsa de la peli “Frozen” y que no se calla ni debajo… Sigue leyendo ¿QUIÉN HA MATADO A PETER PAN?

Crianza

CARTA AL NIÑO QUE UN DÍA FUE BEBÉ

Querido niño que un día fuiste bebé, ante todo pedirte disculpas. Los adultos a veces por ignorancia, falta de memoria, poca empatía o incluso estupidez, podemos llegar a ser muy, pero que muy desagradables. Sí, hubo un tiempo en el que eras el centro del universo, el rey del baile de graduación, el alma de… Sigue leyendo CARTA AL NIÑO QUE UN DÍA FUE BEBÉ