Amigos, Crianza, Martí y Mario

EL DÍA QUE EN LA PORTERÍA HUBIERON DOS PORTEROS…

Lo reconozco...me sentí el peor padre del universo, el más lamentable, demencial e inútil. Con ganas de salir corriendo, cerrar los blogs y gritar a todo el mundo que como padre no sólo era una farsa…sino también lo peor. Y es que todo iba genial, Martí jugando con su amiguito Dani por el parque, trepando,… Sigue leyendo EL DÍA QUE EN LA PORTERÍA HUBIERON DOS PORTEROS…