Crianza, sueños

SIN NADA QUE DECIR, SIN NADA QUE ESCRIBIR.

Os he de confesar algo, en ocasiones no sé de qué cojones hablar en este blog.  Sin nada que decir, sin nada que  escribir. Se supone que todo esto es un desahogo, un compartir y todo eso, ¿no? Por lo tanto la teoría es fácil: Me paso algo chachi o demencial con mi paternidad. Lo… Sigue leyendo SIN NADA QUE DECIR, SIN NADA QUE ESCRIBIR.