Crianza

PERDÓN

Desde que soy padre, pocas veces he pedido perdón. Por pereza, por cabezonería, porque estoy en Babia…qué se yo. Perdón. Por no jugar más con vosotros, por ser un cuentacuentos que os explica pocos cuentos, por poner toda la carne en el asador en los juegos que me gustan mientras miro a otro lado cuando… Sigue leyendo PERDÓN