Crianza

NO OS ENFADÉIS

 

Mal momento. Muy malo. Y no, no ha sido una discusión tonta de esas que podrían estar acompañadas con risas enlatadas de fondos por si es mejor la baguette de pan o el pan rústico o, de mi teoría de que no pasa nada por juntar toda la ropa en la lavadora con agua fría…

Para nada.

El motivo de la discusión poco importa en este post.  El momento, el instante, el cuando, es lo realmente importante. Las discusiones con mi pareja existen, no os voy a engañar y según la etapa por la que estemos pasando ambos, hay o no hay, y se gestionan mejor o peor…no hay más.

Es evidente y de cajón, que las discusiones si aparecen, deben estar alejadas de nuestros hijos. Así lo queremos y así lo intentamos siempre. Bastantes veces se logra, dejando pasar ese momento de nervios para otros sin niños y con un ambiente  por lo menos algo más tranquilo.

En frío se dialoga mejor, mucho mejor.

Sin embargo, a veces caemos en el error de seguir con esa discusión y obviando lo peor de todo:  Que están presentes nuestros hijos.

Y entonces la cagamos de lleno.

Y da igual que los pequeños estén jugando, en el lavabo o viendo la TV y aparentemente NO se estén quedando con la copla. Porque en el fondo SI que se están quedando con la copla y no, no mola nada. Al igual que no me molaba a mi  de pequeño presenciar algunas peleas de mis padres.

Son cosas que se deben evitar a toda costa. Y es que a veces, tanto preocuparnos en gestionar las rabietas, los contratiempos, la logística del día a día teniendo hijos…y nos olvidamos de lo esencial, que es gestionar esos momentos menos agradecidos, esas diferencias o situaciones entre  nosotros mismos. 

Gestionarnos a nosotros mismos…de eso se trata. 

Y entonces un niño de 7 años con el que gestionar  sus rabietas siempre fue ( y es) intenso, se me acerca sonriente mientras estoy en silencio, después de la tormenta y a punto de que los demonios se me lleven… y me da un precioso post-it rosa doblado.

Porque en casa siempre hay libretas y post-its de todos los colores…porque en casa siempre todos escribimos.

Un post-it con algo escrito en 3 sencillas palabras.

3 sencillas palabras que hacen que nos sintamos culpables, muy culpables, pero también 3 sencillas palabras que hacen que nos llenemos de fuerza para que en un futuro, lo que ponga en esos post- its, sea SIEMPRE mucho más bonito…

Un dibujo por ejemplo…y de una  máquina del tiempo ya puestos.

Sí, eso sería perfecto.

20180121_111214

Anuncios

2 comentarios en “NO OS ENFADÉIS”

  1. Mi hijo mayor nos pregunta “por qué os habéis peleado?”. Y entonces sé que ha llegado el momento de ser honesta con él y conmigo. La respuesta suele ser del estilo: “porque mamá ha llegado de trabajar, y estaba cansada, y no ha tenido la paciencia suficiente para decirle las cosas bien a papá, aunque sabía que papá éstaba cansado de pasar toda la mañana con el bebé. Y papá estaba cansado de pasar toda la mañana con tu hermano y no se ha dado cuenta de que mamá no lo decía bien porqué estaba cansada de trabajar, y ha contestado mal. Tenemos que aprender a no cansarnos tanto y ser más comprensivos con los demás, verdad?”
    Y me dice: “sí”.
    Luego la profe se estraña de la paciencia que gasta el nene…

  2. Mi hijo después de la separación me dijo: Vale, papá y tu estáis separados, pero… no os peleareis nunca, no? Me volvió a robar el corazón, por millonésima vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s