TENER EMPATÍA CON LOS HIJOS DE LOS DEMÁS

Estoy harto de tener empatía con los hijos de los demás.

Quizás leído así pienses: “Que tío más rancio”.

Quien sabe…quizás lo sea. No obstante, el enunciado de este post os aseguro que viene con conocimiento de causa y para nada fruto de algún calentón casual.

Siempre he sido lo que se denomina coloquialmente “niñero”. Siempre…hasta que he tenido hijos. Sí, quizás entonces me he agobiado, he envejecido a ritmo de crucero por fuera y por dentro y me he dado cuenta que esto de ser padre es bastante más complejo que aquella coletilla repelente del “Ser padre te cambiará la vida”. Entonces y por desgracia,  este apasionante y a la vez delirante camino de la paternidad ha hecho que demasiadas veces  solo sea “niñero” con los hijos de los demás menos con los míos.

Y no, eso no está bien. Eso mis hijos lo notan siendo a veces origen de conflictos entre nosotros. Y claro que los otros niños no son mis hijos, por lo tanto básicamente no los tengo que educar, pero quizás el estar constantemente preocupado por un sinfín de cosas de los míos,  ha hecho que me olvide de la importancia de ser empático  con ellos.

Así que es fácil que se me olvide que ELLOS, deben ser los primeros en tener empatía por mi parte.

Y el estar harto de tener empatía por los hijos de los demás, nada tiene que ver con que ya no me guste hacer bromas con esos niños, sacarles una sonrisa mientras hago el “monguer” o escuchar sus aventuras con atención aunque a veces no entienda lo que me están contando.

Me quejo porque pocos padres, son empáticos con mis hijos.

No les pido que sean una Teresa Raval o un Torrebruno en potencia. Tampoco hace falta que les estén encima, que les pregunten cada 5 minutos o que jueguen a viajes en el tiempo cuando mis hijos les vengan entusiasmados con su mítico: “¡Hemos construido una máquina del tiempo!”

No hace falta que sean “niñeros”, no hace falta  obligarles a nada, de verdad.

No hace falta de nada de nada…O ya puestos estaría bien:

Escucharlos en vez de ignorarlos, en vez de hacer ver que les escuchan. Jugar con ellos. Preguntarles cómo están. No evitarlos con la excusa del “Yo ya tengo a los míos”. Mirarles a los ojos.

Sí, mirarles a los ojos. Con eso me conformo.

Porque  a veces con una mirada, con una sonrisa o con un”algo”es muy probable que  hagan felices a mis hijos… muy felices.

En el fondo, os aseguro que no es tan difícil ser empático con los hijos de los demás. Es más, incluso puedes tener ese gozo de  disfrutar de ellos 100 por 100, de su esencia, de su inocencia, de su magia, sin tener las propias preocupaciones de la educación o crianza en un hijo.

A veces tengo la sensación que ese discurso que tanto detesto de “A mi solo me gustan mis hijos”, está más extendido de lo que parece.

Ojalá me equivoque, de verdad.

Yo seguiré siendo empático con los niños de los demás porque me sale, porque soy “niñero”, porque no hay más. Pero sobretodo, seré más empático con los míos. Porque son niños, porque son mis hijos y sobretodo, porque se lo merecen.

21764430_10213715500498894_1077223287_oNo hay más, así que vamos allá.

Anuncios

3 Respuestas a “TENER EMPATÍA CON LOS HIJOS DE LOS DEMÁS

  1. Hola!
    M’ha encantat el post! He començat a llegir pensant “I ara com explica aquest títol? Li ha sortit el tío borde?” però nooooo. Molt bo.
    Una abraçada

  2. Yo no tengo hijos pero siempre he sido lo que tu mencionas “niñero” y es que soy el tío divertido que tiene a los niños embobados con algún juego o el que les da dulces y les deja hacer algunas travesuras. Es tanto mi espíritu niñero que soy siempre el elegido para cuidar a los niños cuando sus padres se van de solteros. A mi me encanta, creo que los niños son muy divertidos y es muy gracioso que cuando estoy en esas fiestas familiares comportandome como adulto siempre llegan los sobrinos a preguntar ¿Tío ya vamos a jugar? No sé si voy a tener hijos algún día, siempre he creído que ser padre es la cosa más difícil del mundo. También tengo alumnos pequeños que aprenden música en mi escuela, basta decir que la escuela está llena de juguetes

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s