SIN NADA QUE DECIR, SIN NADA QUE ESCRIBIR.

Os he de confesar algo, en ocasiones no sé de qué cojones hablar en este blog.  Sin nada que decir, sin nada que  escribir. Se supone que todo esto es un desahogo, un compartir y todo eso, ¿no? Por lo tanto la teoría es fácil:

  1. Me paso algo chachi o demencial con mi paternidad.
  2. Lo escribo.
  3. Lo “spameo” hasta que me sangren los dedos.

Parece fácil, ¿verdad? Pero entonces, cuando no pasa nada… ¿qué? Sí, claro que en el mundo de la crianza/paternidad pasan un millón de cosas. Claro que tienes pendiente  varios eventos y cuentos para reseñar y otras cosas que quieres contar,  pero cuando te pones y no hay manera… ¿entonces qué?

Pues entonces te sientes con cara de tonto y  como Kaufman en aquella memorable  escena en la charla del gurú del guión Robert McKee en el brillante film “Adaptation, el ladrón de orquídeas”.

Os dejo la escena porque no tiene desperdicio…

 

Sí, la frase esa de Picasso de que “las musas te encuentren trabajando” está genial, es muy molona y eso. Pero  cuando llevas un buen rato con la pantalla en blanco y con las musas  de vacaciones, en un spa o en una maratón de películas de Jerry Lewis,  creedme, poco puedes hacer. Bueno, sí que puedes hacer algo: Taladrar hasta la saciedad a tus más allegados para que te iluminen y así de paso no tirarte a la vía del tren. Y es que la situación no puede ser más chunga si además tienes grabado en la piel aquello de “perseverancia” y “constancia” y a toda esa “fiesta desalentadora” se suma tu entrañable compañero de aventuras el TOC, para  angustiarte  a límites demenciales.

Así que pruebas de ducharte varias veces al día, porque eres consciente que si hay un lugar donde la inspiración, las ideas o las musas llegan a menudo…es en la ducha. Te duchas y te duchas y te duchas, acabas cpn el gel Moussel y sufres por el palo que os darán a final de mes con la factura del agua pero oye, todo sea por escribir!

Y nada. Nada de nada. Nada de nada de nada.

No hay nadie  y me da que como mínimo, no vendrá en unos días…. Así que lo único que se te ocurre, lo único que se pasa por esa cabezota  es:

  1. Ver la escena de “Adaptation, el ladrón de Orquídeas” hasta la saciedad, a ver si el bueno de Mckee te inspira algo.
  2. Hacer un vídeo de instagram dando 5 trucos para cuando no sepas de que escribir. Todo en clave de humor y con ese tono delirante y así te ríes un poco de ti mismo.

5 trucos infalibles para generar contenido en tu blog! #Los60DeVader #Reto1AlDía #5Trucos

A post shared by Un papá como Vader (@comovader) on

 

3. Escribir un post diciendo que no tienes nada que decir ni nada que escribir en el blog.

Sin embargo, te das cuenta porque una musa te lo chiva o porque se te ilumina la bombilla de que con todo lo que has hecho ya has dicho algo…y ya has escrito algo.

Entonces has contado algo, no?  Y con vídeo incluido y todo.

Sonríes y lo achacas todo a las 18 duchas seguidas que te has pegado. O quizás sea la escena de Mckee o quizás una brote de inspiración, o quizás por fin las musas se han cansado de ver pelis de Jerry Lewis y te han venido a ver.(Os quiero musas, lo sabéis verdad?)

Quién sabe lo que ha pasado, quien sabe lo que habrá sido.

Sea lo que sea, sea quien sea…

Bienvenido sea.

Anuncios

3 Respuestas a “SIN NADA QUE DECIR, SIN NADA QUE ESCRIBIR.

  1. Por eso no me gusta la idea de escribir algo en mi blog con una periodicidad fija, porque hay días en que tienes que escoger entre seguir disfrutando de tus hijos (los grandes generadores de contenidos del mundo mundial) o irte a escribir lo bien que lo estabas pasando hasta que te has dado cuenta de que “le debías un post” al mundo, otros días en que dejas de dormir para no dejar a tus nenes divertirse solos (y eso perjudica tu sentido del humor al día siguiente, y lo paga quien lo paga: nunca los lectores, claro), y otros en que acabas, como Serrat, hablando de la musas traidoras con tal de escribir cualquier cosa.
    Yo prefiero contar las cosas cuando puedo (bendita herramienta para publicar post atrasados como si los hubieras escrito puntualmente) o no escribir nada si no hay nada que contar. Pero, claro, probablemente por eso (y porque no tengo FB, ni Twitter donde promocionarme) yo nunca seré una blogger famosa, o sea que mis consejos no valen mucho, que digamos ^_^

  2. Pues justo por eso me gusta establecer periodicidades porque a veces es fácil y a veces hay que saber sacarle punta al lápiz y currártelo… y la verdad es que te ha quedado un post estupendo divertido, bien escrito y … con video (de escena estupenda además). Y que las musas nos encuentren trabajando o bajo la ducha.
    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s