PERDÓN

Desde que soy padre, pocas veces he pedido perdón. Por pereza, por cabezonería, porque estoy en Babia…qué se yo.

Perdón.

Por no jugar más con vosotros, por ser un cuentacuentos que os explica pocos cuentos, por poner toda la carne en el asador en los juegos que me gustan mientras miro a otro lado cuando los juegos no son de mi agrado. Por a veces abusar demasiado de la TV con vosotros, por ponerme de los nervios cuando pisáis la cocina mientras estoy calentando en el microondas la comida pre-cocinada, por hacer que mis miedos sean los vuestros.

Por esos demasiados momentos que todo se me hace un mundo con vosotros…cuando debería ser  todo lo contrario.

Por ir poco a la playa con vosotros. Perdón, por no  ir casi nunca. Y entonces el mismo día que vamos todos juntos, por la tarde me hacéis un dibujo: Yo sonriendo en la playa, sol sonriendo, todo sonriendo. Perdón por borrarme de la lista cual futbolista con molestias en los abductores por aquel sitio, lugar o evento que  puede con mi loca cabeza. Por hacer que a veces le preguntéis a mamá: “¿Pero vendrá papá?”.

Por mi carácter “montaña rusa”. Ya sabéis: Del padre más feliz, al padre más malhumorado, del ser más gracioso al ser más frustrado.  Por mis gritos que no sirven para nada, por mis amenazas absurdas que apenas  cumplo, por fallaros demasiado a menudo.  Por no encontrarme en el laberinto, pero un laberinto sin fauno, sin Jared, sin mapa, sin nada.

¿Que culpa tenéis vosotros de que no me encuentre?

Por quejarme cuando vuestra palabra insignia durante el día sea “mamá” y yo me acomodo a ella,  así sin más…la excusa perfecta para papá. Por quejarme en forma de soplidos demasiadas ocasiones cuando la  palabra es “papá”.

Por estar a veces  demasiado ocupado con “mis cosas”. Que gilipollez, y pensar que “mis cosas” es explicar  “vuestras cosas” que son “nuestras cosas”…

Por empatizar  poco con vosotros, por mucho que mi palabra de cabecera sea “empatía”. Por empatizar con todos los niños del universo, menos con vosotros 2. Por solo ponerme en vuestro lugar por los berrinches que yo creo importantes, olvidando que cualquier berrinche para vosotros es importante. Por no ser un padre guay, de esos con eterna sonrisa, nómina a final de mes, sin “peros”,  un “manitas” en todo y que se encontró así mismo hace ya mucho tiempo, y ser más bien  un padre miedoso, soñador, perdido y  más “niño” que vosotros en demasiadas ocasiones.

Un “niño perdido”…

Perdón por escribir este post para pediros perdón por todos los “perdón” que se quedaron en el olvido y que ahora cuesta encontrarlos.

Otro post llorón y en forma de rap…buff.  Perdón.

Perdón por si algún día cuando seáis mayores y os estéis comiendo el mundo, miráis hacia atrás y a lo mejor,  sois incapaces de perdonarme.

Si fuese así…perdón.

14281527_10210081656895075_788288189_n

Anuncios

3 Respuestas a “PERDÓN

  1. Me uno a muchos de tus perdones. A mí también me parece que a veces fallo en todo y empatizo con los otros niños más que con los míos… siempre nos quedará perdón y contar con la buena voluntad de nuestros hijos.
    Un saludo

  2. Esto de criar hijos es eso, una montaña rusa, ahora estas arriba y de repente estas abajo, hundido, mal humorado, sin recorrido.
    Pero creo que aun así damos lo mejor de nosotros mismos.

    Siempre tendremos esa espinita clavada, “lo podría haber hecho mejor”…

    Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s