MARIO IRÁ A P-3

Mario irá a P-3. Sí, y os digo ya de antemano que no, no quiero que vaya. (Ya lo dejé muy claro en este post).

Mario irá P-3 y creo que soy el único en el universo  entero que aún no me he hecho a la idea, que no lo acepto, que no me he enterado. ¿Mario? Pues Mario está entusiasmado, con su mochila nueva de “La patrulla canina”, su bolsa del desayuno de Marta Altés y sabiendo que tendrá cerca a su hermano mayor. ¿Yo? Pues es otra historia, la verdad.

Mucha gente se peguntará si tengo tan claro que no quiero llevarlo a P-3, entonces… ¿porque demonios lo llevo? Pues por un montón  de cosas.

Mario quiere ir al cole. Martí quiere que vaya al cole. Mamá quiere que  Mario vaya al cole. Papá necesita un trabajo. Si papá encuentra trabajo, ¿quien se quedará con Mario? Ahora que papá no tiene trabajo, pues podrá hacer mejor la adaptación a P-3 con Mario. Todo eso y un sinfín de cosas más…

Me suda tres pueblos el “le va a ir genial”, “es lo que necesita” o mejor aún: “es lo que necesitas”.

Me la suda, me la suda y me la suda. Lo digo 4 veces para dejarlo bien claro.

Este país está montado muy mal y nadie me va a hacer opinar  lo contrario. No existe la conciliación, solo existen las facturas para pagarlas rapidito. Hay que dejar de gozar de tiempo con tus hijos para trabajar, para poder pagar facturas porque en menos de lo que canta un gallo te llevan a juicio y te echan a la puta calle. Punto, no hay más. De verdad, que no me vendan nada. Y si “siempre ha sido así”, pues hace tiempo que algo falla, ¿no?

El colegio es algo precioso, básico, necesario y esencial para que nuestros hijos crezcan con conocimientos, valores y amor. Yo tengo millones de recuerdos brutales de mi cole y cada vez que paso por mi antiguo colegio, me entra una nostalgia apabullante, pero eso no quita que siga pensando (y lo haré así hasta que muerda el polvo y os haga esparcir mis cenizas por toda Europa), que  los primeros años de la vida de un pequeño, debería ser en compañía de sus padres, de los suyos.

Y que conste que me siento muy, pero que muy afortunado de haber gozado de tanto tiempo con Mario, pero también me siento muy, pero que muy frustrado de haberme perdido tantas cosas de la crianza con mi hijo mayor Martí. Por no hablar de los millones de bebés y niños que han tenido que escolarizarse bien pronto porqué no había otra. De verdad, no es nada justo, ni para los padres, ni para las madres ni para los niños. Los niños deberían estar con los suyos y cuando tuviesen cierta edad, entonces sí, entonces escolarizarlos.

Llegará Septiembre y deberé aceptar que me voy  a perder un montón de sonrisas, helados, rabietas, juegos, momentos que ya NUNCA volverán con mi hijo Mario.  Al igual de la cantidad de cosas que se han perdido o NUNCA llegaron con mi hijo mayor Martí mientras un servidor trabajaba en un trabajo de mierda para pagar facturas de mierda.

Solo me queda luchar para que el primer día de cole, Mario me vea con una sonrisa de oreja a oreja…y pensar que todo irá bien. Luchar por lo que siento, pienso y creo. Y cuando esté en momentos de bajón, mirar el dibujo de la bolsa del desayuno de Marta Altés que no sé porque, me transmite tan y tan buen rollo y me llena de optimismo al momento, y entonces aunque no quiera que mi hijo vaya a P-3, sienta, perciba o  crea que todo irá bien.

Como voy a echar de menos que me tiren el café con leche en el plato del desayuno por la mañana…para que engañarnos.

Seguiré gozando con mis hijos, seguiré queriéndome escapar a Siberia en demasiadas ocasiones, seguiré haciendo todo lo posible para que sean felices, dejarles volar, que sueñen despiertos y dormidos, seguirán creciéndome las canas cada décima de segundo y seguiré sin olvidar NUNCA  que los niños son el futuro y que se merecen estar acompañados de los suyos SIEMPRE en sus primeros años de vida…

Eso SIEMPRE.

14030865_10209849917061724_1944821850_n

 

Anuncios

4 Respuestas a “MARIO IRÁ A P-3

  1. Una vez más, como siempre, encuentro tus posts llenos de verdades como puños, y no sólo eso… sino que me remueven el gusanillo

    Ojalá yo hubiese podido disfrutar de mis hijos como tu has hecho con tu peque pero como bien dices, hay que pagar las putas facturas.

    GRANDE como siempre Carlos. GRANDE con mayúsculas.

  2. Solamente hay un consuelo para esa sensación; y es la de saber que Mariete, él, -que no tú…- por lo menos, reemplazará los momentos flipantes con su padre, por otros diferentes, pero igualmente flipantes, con gente nueva (amigos, profesoras, etc…). Así que su infancia, con suerte y en retrospectiva desde el futuro, seguirá en su cabeza como que fue algo hermoso y algo que recordará con cariño. Ya verás…

    Bueno… Yo qué carajo sé. Te hablo desde mis recuerdos, igualmente. A lo mejor no pasa nada de eso; a lo mejor no es tan consuelo, y solamente es otra puta mierda más. Como esas facturas, efectivamente…

    Abrazo enorme, amigo…

  3. Yo empiezo a trabajar el dia 1. Me pasé todo el curso pasado de baja, primero embarazada, luego de permiso de maternidad y luego de compactaciones diversas, disfrutando de los dos. Va a ser duro, porque he sido consciente de todo lo que me perdí con el mayor (con él solo tuve el permiso de maternidad).
    Mi hijo mayor también empieza el cole, pero le quedarán 10 días más que a mi y el peque, como hicimos con el mayor, se quedará en casa con su padre. Qué envidia!

  4. yo también me perdí muchos, y en su día pensaba que no pasaba nada porque fueran a la guardería o al colegio…pero, ahora? ja! ojalá hubiera una máquina del tiempo. Tu te llenas de nostalgia cuando pasas por tu colegio, yo también, esperemos que tus hijos y las mías piensen lo mismo cuando terminen el colegio…y para mi, eso es que todo habrá ido bien. Y mientras, trabajemos por una conciliación ahora casi imposible para estar también cada día en algunos de esos momentos, que también quiero reírme con ellas cuando sean mayores de las tardes locas que pasamos en casa, de las risas, y de las rabietas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s