“Si luego está bien…”.

Claro que “Luego está bien”. Claro que luego se ríe, juega y se emociona…claro. Porque cuando dejamos a nuestros hijos  e hijas en guarderías o colegios por supuesto que se lo pasan bien. En la guardería que dejemos a nuestro hijo, y a pesar de la maldita ratio, no tengo la menor duda que estará bien. Estará bien básicamente porque no lo hemos dejado en un campo de concentración, en un rito satánico o rodeado de monstruos  come-niños con 3 ojos y que huelen a carbón podrido.

Lo hemos dejado con profesionales, con gente que cuidará de ellos, les ayudará a gestionar sus emociones y velarán para que en todo momento estén bien.  Sin embargo, decir que cada niño es un mundo. Unos llorarán  todo el curso, otros se quedarán encantados el primer día y por desgracia, todos estarán en el mismo saco. Los que lo lleven peor, necesitarán estar con sus madres y padres, y es muy probable que tal y como está montado esta mierda de mundo y esta mierda de sistema, tengan que estar en la guardería…llorando. Para que luego a la salida escuches de todo el mundo, sí, sí, de todo el mundo la dichosa frase: “Si luego está bien…”.

En el colegio, y a pesar de que la escolarización en este país no es obligatoria hasta los 6 años, es muy seguro que el niño esté bien, porque estará con profesores cariñosos, persones que su vocación será esa: Enseñar a los niños. Aprenderán un montón de cosas, vivirán intensamente cualquier actividad, conocerán a otros niños extraordinarios, se lo pasarán a lo grande.

Sin embargo, puede que algunos niños en el periodo de adaptación lloren en la entrada, cada día o todo el curso. Puede incluso que haya niños que nunca se acaben de adaptar al colegio, por su sistema educativo, porque no era el momento de escolarizarlos o porque qué se yo…

Y entonces al igual que escuchábamos en la guardería, escucharemos de todo el mundo, sí, sí, de todo el mundo la maldita frase: “Si luego está bien…”.

La manera que tienen nuestros hijos de decirnos: “mamá o papá, prefiero quedarme contigo”…es llorando. No hay más.

Así que sinceramente…el “si luego está bien” me lo paso por el forro de los cojones. (Uff, que a gusto me he quedado). Sí, claro que me deja más tranquilo, por supuesto que me deja tranquilo la dichosa frase, no os voy a engañar. Por supuesto que agradezco cuando ese profesor o profesora me la dice, es más le haría un monumento y convencería a quien fuese para que le subieran el sueldo, pero eso no quita que me toque (y mucho) los cojones…eso no quita que por muy bien que mi hijo haya estado durante el día, no olvide que ha estado un buen rato llorando por la mañana.

Es una angustia que no debería existir, que es injusta para el niño, muy, muy injusta. Y  no nos olvidemos que en estas situaciones sufre todo el mundo: El profesorado, los padres y por supuesto el niño, el que más, no cabe la menor duda.

Si para más inri la dichosa frasecita la dice alguien que no es profesor y que no ha estado en contacto con el niño, pues que queréis que os diga, entonces no solo me toca los cojones sino que además pienso que no tiene ni puta idea.

Ojalá la maldita frase no existiera, ojalá llegue el día que nadie tuviese que decirla, de verdad.

Mi hijo Martí  con 2 años estuvo llorando en la entrada de la guardería medio año entero cada vez que su madre lo dejaba, sin que ni ella ni yo pudiésemos hacer nada. Sí, llorando cada día, pero claro….luego estaba bien.  Y entonces todos nos decían: “Si luego está bien…”.

“Luego está bien” porque gracias a Dios, los monstruos come-niños  de 3 ojos que huelen a carbón podrido solo viven en  los cuentos. Y no estaba bien “antes” porque en ese periodo, en ese instante, en ese momento de su vida, con quien tenía que haber estado era con su madre, con su padre o con ambos. Punto.

11139876_10206096464667760_88180072_n

Anuncios

16 Respuestas a ““Si luego está bien…”.

  1. Por eso es muy importante que los procesos de adaptación se realicen en familia, si digo bien, en familia, las familias (padre o madre) tienen que poder entrar en las instalaciones de las guarderías, acompañar a sus hijos en ese momento tan dificil de separación, las familias tienen que saberse tranquilas para así poder transmitir esa tranquilidad a sus hijos, y eso se consigue, facilitando el que las familias puedan acompañar un ratito a sus hijos en la guardería. no hay nada de malo en que un papá o una mamá entre un ratito, acompañe a su hij@ y cuando este se muestra tranquilo y jugando se marchen, sin que se produzcan angustias por ninguna de las partes.

  2. Mi hijo mayor estuve llorando todo el primer año de guarde y sí luego estaba bien pero yo también tenía claro que la frase no servía para tapar que él no quería ir, quería estar en casa… En septiembre empezará el peque y duele pensar que por mucho que vaya a estar bien ese no debería se r su lugar

  3. Totalmente de acuerdo contigo. Claro que acabarán estando bien, porque el mundo dentro de la cabeza de nuestros peques es muy sencillo: jugar, estar con niños de su edad, reirse… Pero eso no quita que se lleven su berrinche hasta que se acaban adaptando, o que lo pasemos peor los padres que ellos… Una cosa no quita la otra.

  4. Yo siempre he pensado que a mi bichilla le gustaría ir a la guardería, y esa frase me la han repetido hasta la saciedad. Pero no teniendo necesidad de llevarla, tampoco creo que haya hecho mal esperando a que empezara el cole directamente. Igual, en septiembre, vuelvo por aquí y te digo que no, que la niña va llorando y que estamos viviendo un trauma del que no podemos salir. Espero que la adaptación sea realmente fácil. Por lo menos, hemos elegido un colegio que parece bastante respetuoso con este tema.

  5. Pingback: #PapásBlogueros Semana 9 - www.nappy.es·

  6. Pingback: Una adaptación de verdad | Happy Llittle Thing·

  7. Mi peque tiene que subir escaleras para entrar, salir, ir y volver al recreo… Resulta que llora cada vez que hay que por ellas, es decir una y otra vez acaba llorando a lo largo de la mañana, la teoría de los profesores es que como aún no tiene confianza en compañeros y profesores, le da miedo que los de atrás no se paren. Todo el mundo dice luego está bien. Pero aunque sea verdad el hecho es que lo pasa mal y ya está. Lo pasa mal y lo superara pero no lo minimizar, por que delante de él yo estoy feliz y tranquila, pero el resto del tiempo se que le estoy haciendo pasar un mal momento 4 veces al día y esta claro que no me gusta.

  8. Oleeeee! Maravilloso escrito. Qué pena que no exista la conciliación! Los niños deberían ser en todo momento felices y tener disponibles y a su lado a sus padres, porque emocionalmente nos necesitan para crecer. Me ha emocionado.

  9. Frasecita dichosa… Si luego esta bien, pues vale, pero me interesa, me importa, me urge gestionar el llanto del “ahora”, y ahorrar ese momento injusto de me tengo que ir y tú quedarte, porque si.
    Eso si, oye, voy a hacer de ti un adulto empático, que sepa escuchar y tenga en cuenta las opiniones de los demás siempre.
    Aunque ahora la tuya, hijo, no pueda ser escuchada..

  10. AMEN a eso!!
    a mi me decian “luego está bien” (y otra frase estrella 😔) “esto lo hace para molestarte (tu crees que el niño quiere molestarme? en serio? que gana con ello?) pero se pasaba tooooda la semana angustiado y preguntando si hoy tocaba o no ir
    yo, no os voy a engañar, soy muy sensible y empatizo a saco con los peques…veo la resignación (más que un “estar bien”) y me duele, intento explicarselo y le digo que a la mama le encantaria estar toooodo el dia con él pero que necesito trabajar para que me den dinero (no lo convenzo mucho 😝 y cuando dice “compremos dinero” o “yo vengo a trabajar contigo” me rompe un poco)

    eso si, luego no me despego de él en toda la tarde jajaja (si me habeis visto en algún evento, me tomareis por loca o mama-lapa jahajajaja) porque él lo pide a gritos!!

    ….y como siempre, aqui estoy yo enrollandome a saco jajajaja
    muy de acuerdo!! ojala la sociedad se montara de otra manera, mientras tanto doy gracias por tener curro y poder disfrutar al menos las tardes con mi peque 😊

    (por ciertoooo que chulada de dibuuu)
    (ahora si, ya me callo ^^)

  11. Y cuando te dicen “si luego está bien” pero empiezas a recogerla al mediodía cobla carita inchada de llorar, preguntas y te contestan que no ha pasado nada… Así estamos ahora, papá con trabajo y medio y yo con la mayor de 2 años y medio (desescolarizada con 12 meses) y el peque de 5 meses. No está pagado dejarlos así por un trabajo inestable como tenía yo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s