EL MEJOR PADRE DEL MUNDO

Yo para mis hijos…quiero al mejor padre del mundo. Un padre con infinita paciencia, que en ocasiones no pague sus frustraciones con sus hijos, que por mucho que esté cansado siempre tenga una sonrisa para ellos y que mueva cielo y tierra para atender a sus necesidades. Sin protestar cada dos por tres…

Un padre alejado de los gritos y las malas formas, las palabras malsonantes cuando esté al límite y no pueda más, un padre que no se excuse cada dos por tres con eso tan viejo que “del dicho al hecho hay un trecho”, con que claro es que se siente como Darth Vader, o como es nervioso de hace 38 años pues no hay más…pues papá, sí que hay más.

Un padre más concienciado con la alimentación de sus hijos, mucho más, por Dios.

Un padre que juegue más con sus hijos, que cuente más cuentos, que ponga más voces a los “ninos”, que baje más al parque, que sonría más, que les haga más cosquillas, que haga más el burro con ellos, un padre más, más y más. Que cada día que pase sume, y no reste.

Un padre que tenga miedo del fin del mundo, de la última peli de terror o de Jack “El destripador”. Y no miedo de sus hijos…que no se deje asustar por los demás, por favor. Son niños y por cierto, son sus hijos.

Un padre al que no se le haga todo un mundo. Que no se excuse en que lo hace lo mejor posible y que él quiere y adora a sus hijos. Que no vaya de mártir, ni con el rollo ese de “pobre de mí es que soy papá de dos niños, y voy cansado…bla, bla”. ¡Basta! ¡Es realmente agotador! soy realmente agotador.

Un padre que su blog le sirva para aprender más y más y más, y no para aprender un poco y de paso, alimentar su ego. Que cada vez que haga un post flagelándose y le digan que no, que él lo hace muy bien, que entonces no se lo crea, porque de paso baja la guardia. Si lo hiciese tan bien…probablemente no existirían este tipo de posts.

Un padre ajeno al qué dirán, al que pensarán. Con dos cojones, que no se lo guarde todo, y cuando haya algo que no le guste…zasca! ¡Lo diga! Que se deje de indirectas, que  deje de excusarse en que la culpa es de los demás que no le entienden.

Un padre que se deje de amenazas absurdas, cansinas y repetitivas. Es muy agotador, de verdad muchacho. Para todos, sobre todo para tus hijos.

Un padre cariñoso, pero cariñoso de verdad. Asquerosamente cariñoso, para ser exactos. Y que cuando de muestras de cariño y sus hijos estén con el Doraemon, la peonza o el bocadillo de nocilla, no se lo tome como la peor ofensa del mundo mundial…el adulto en teoría es el padre, ¿no?. Que cuando le toquen o le acaricien sin él esperárselo, no se aleje de los demás como si un barril de ácido se le hubiese caído encima o  una abeja gigante asesina fuese a por él.

Un padre que mole de verdad, y no de mentira. De esos que a veces veo, sonriendo con sus hijos, con tono pausado y mirada de niño. De esos tranquilos, sonrientes, que lo gestionan todo superbién, y no me digáis que no existen…que yo los he visto.

Un padre implicado, pero implicado de verdad. No a medias, no a veces, o cuando está de buenas, o cuando qué se yo.

Un padre que no se excuse en el: “es que quieren más a mamá, porque claro…mamá es mamá”. Que no se derrumbe cuando sus hijos le dicen por decimoquinta vez que quieren a la mama, la mama esté trabajando y el ya no sepa que hacer. Que no tenga la continua sensación que cuando estén los 4, es el puto Bruce Willis en “El sexto sentido”…exacto: Un fantasma. (Perdón por el spoiler muchachos, pero imagino y deseo que todos hayáis visto la peli a estas alturas).

Un padre de esos de recibimientos guais, como cuando la Gabriela ve a su padre llegar al cole y va corriendo hacia ella. Si…creo que siempre he ansiado algo así.

Un padre que guarde los detalles que sus hijos tienen con él en un cofre del tesoro, que quizás sean pocos, o quizás sean muchos, pero son realmente maravillosos, creedme….Créeme muchacho.

Un padre mejor, un mejor padre.

Y sobre todo: Un padre que tenga ganas de ser el mejor padre del mundo. Porque eso de a veces querer huir y lo que es peor, decirlo delante de tus hijos, pues es muy feo, la verdad. Además, hace que tu hijo Martí te de la mejor lección de todas:

Martí: “Pero papá…yo te quiero. Además… ¿entonces quien le pondrá voces a los “niños”? ¿Quién me dará caramelitos? ¿Quien jugará conmigo?

Quiero ser el mejor padre del mundo…porque yo también os quiero.

El mejor padre

Anuncios

11 Respuestas a “EL MEJOR PADRE DEL MUNDO

  1. vaya que sí! yo creo que todos queremos ser los mejores padres del mundo… lo malo es que a veces perdemos la paciencia o los nervios pero menos mal que están los peques para ponernos de nuevo en nuestro sitio!

  2. Ay Carlos… No puedo decirte que lo estas haciendo bien, pero ya te ha dicho tu hijo. Claro que debes mejorar, menos mal que lo piensas, que lo dices. Todos debemos mejorar. Y todas. Ese padre perfecto del parque… Apuesto a que tiene días horribles. El papá que tenemos en casa es genial , y aún así no es perfecto. Porque a veces está cansado, no quiere cuentos o jugar y se distrae con cualquier whats. Pero aún así es genial y le quieren con locura. Como a mi, que soy a veces una madre ogro mal que me pese, aunque pida perdón… Pero sabes qué? Que nadie es perfecto, muchacho, ni ellos ni nosotros, y eso también deben aprenderlo. A quererse y a querer a los demás con sus imperfecciones, porque eso es el amor.

  3. Eres genial….. si si… lo eras ya cuando sólo te leía…. pero ahora que te conozco hasta le pongo el tono que le das a tus palabras. Eres perfectamente imperfecto, porque no creo en perfecciones y los niños tienen, sin lugar a dudas el mejor padre que podrían tener.

    Besos

  4. Precioso, ojalá todos los padres pensaran como tú. Y todos nos equivocamos pero lo bueno es tener las ideas claras y al menos tener el pensamiento encarado como estás demostrando

  5. Pero si yo te veo como el mejor padre del mundo, de verdad. Que sí, que todos metemos la pata mucho, y decimos palabrotas y a veces se nos saca de nuestras casillas, pero oye, es que tú eres consciente de que no quieres ser así. Te das cuenta y haces lo posible por enmendarte. Eso es tener mucho trecho del camino avanzado.

  6. Pingback: Lecturas interesantes (7-14 de julio) | Mama i miu·

  7. Saber que uno puede hacerlo mejor, y poner todo el empeño en conseguirlo, es lo máximo que uno puede hacer, poco a poco, pero sin pausa, no se puede de un día para otro, hay que entrenarlo, pero es posible, cada uno a su ritmo.
    Yo era el padre más estresado del mundo, y ahora….ahora un poquito menos. 😉 y sigo esforzándome, como le decían a Jack Lemon, “nadie es perfecto”.

    Un abrazo!

  8. Creo que no existe en el mundo el padre perfecto, Ni madre perfecta. pero si existen los padres conscientes. Con objetivos, como tu. Con una idea clara de que tipo de padres quieren ser.. Eso creo que es lo más importante! Dicen que la paciencia es una virtud, pero muchas veces es muy dificil.. siempre con dudas, pero con ese objetivo claro. Intentar ser los mejores padres para nuestros retoños! Me ha encantado! un beso.

  9. Los niños aprenden sobre el mundo con nosotros. Y el mundo no es perfecto…

    La autocrítica es buena, aspirar a la máxima paciencia, también. Pero también hay que saber aceptar que todos nos equivocamos. Perdonarnos a nosotros mismos, no centrarnos en los malos momentos; eso también es una valiosa lección.

    Perdóname por serte sincera, pero cuando te leo de este estado de ánimo, siento que si mi padre me hubiera transmitido algo similar cuando era pequeña , hubiera puesto sobre mis hombros una carga muy pesada, un temor a que soñar sea insuficiente, una gran necesidad de justificación, o incluso de aprobación. Siento que no se me de tan bien como a tí traducir sensaciones a palabras 😉

  10. Pingback: Me mola ser un Padrazo·

  11. yo también quiero ser la mejor madre del mundo! Lo conseguí por un tiempo cuando era madre de un único hijo, todo el tiempo para él, mil horas en el parque, excursiones, mil cuentos, pintar con pinturas no me separava de él ni un momento (claro, no trabajaba).
    Hasta que llegó el segundo hijo y mi vida se convirtió en un caos.
    Es muy difícil tener contentos a dos niños al mismo tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s