LOS REYES LO VEN TODO…

Los Reyes lo ven todo…y un huevo.

Los Reyes “tan solo” están de los nervios con solo de pensar  la odisea que les espera en la cabalgata después de tan largo viaje, la cantidad de regalos que tienen que repartir,  y es que los muchachos, pues están agotados. Ellos hubiesen preferido una noche en algún hotel de esos” chachis” con piscina, servicio de habitaciones, Gin -Tonics, masajes (con o sin “Happy End”) y ya puestos, una de esas camas molonas de agua rollo  “La mujer de rojo”, pero me da que no va a poder ser, almenos, la noche del día 5 de Enero. ¡Lo siento sus Majestades!

Así que a todos esas personas que se han dedicado y se dedican estos días a acojonar a la muchachada con esa coletilla del “los reyes lo ven todo”  con  tintes de voyeur, y con la excusa de ese extraño “concepto” abstracto que lo abarca todo del pórtate bien/pórtate mal (en este  post os hablaba de lo que pienso al respecto), y con amenazas en forma de carbón (y no precisamente de aquel tan bueno de azúcar), decirles, así del buen rollo, que en el caso de que sus Majestades los Reyes magos de Oriente lo vieran todo, saldríamos absolutamente todos…bien escaldados.

Como lo verían todo, también nos verían a nosotros: Los adultos.  Y verían como nos sacamos los mocos de la nariz, como hacemos trampas jugando al Trivial, al “Pro Evolution Soccer” o al “Parchís”, como nos duchamos (solos o acompañados), como dormimos (rollo fantasma observando a un ser querido u odiado), como nos preocupamos por estupideces, como le miramos el escote a la chica aquella tan maja de la tienda ecológica, como se nos escapa un grito (y hasta 10 incluso) ante la decimoquinta rabieta del pequeño, como obtenemos placer con aquellos vídeos y revistas de “gente que se quiere”, como robamos un paquete de chicles en el “súper” (o ya puestos, un bluray en el Fnac), como nos cortamos las uñas, como hacemos ver que escuchamos (y no, no lo hacemos), como rajamos de vecinos, suegros, familiares, compañeros de trabajo o de aquel imbécil que  creías que se reía de ti el día que decidiste dejarte bigote, y el pobre solo te sonreía porque tienes una retirada (y lo sabes) a Hulk Hogan.  También verían como defecamos, como engañamos a hacienda, como nos ponemos de agresivos cuando la pobre viejecita se nos cuela en el mercado (sí, nos podemos enfadar, pero  tampoco hay que gritarle que le quedan dos “telediarios” a la pobre mujer), como hablamos en el cine, como estamos de mal humor la inmensa parte del día, como nos levantamos de contentos por la mañana (sí, pensad mal), como perdemos el tiempo en la máquina de café del trabajo, como hacemos ruido cuando comemos, como le tiramos los trastos (teniendo pareja e hijos y sin contemplaciones) a aquel chico tan majo que trabaja en la mesa de al lado de  la oficina, o a aquella mujer tan mega-buenorra con la que coincides en  la línea lila del metro. Verían como lo hacemos como padres, como madres, como amantes, como amigos, como pareja, como trabajadores, como seres humanos que somos! Lo verían todo!! Y sobre todo, verían como chantajeamos vilmente a un pobre niño diciéndole que “los reyes lo ven todo”, para que esté tranquilito, no grite, no corra o que se yo…vamos, para  que deje de ser niño, y de paso y todo sea dicho, jugando con posiblemente una de  las cosas que le puedan hacer más ilusión en todo el año: La noche de Reyes.

Claro que también verían cosas buenas nuestras y son muchas…¡¡¡solo faltaría!! Verían sonrisas, abrazos, momentos guays, mágicos, inolvidables…¡por supuesto!  Pero sinceramente, en el caso de que los Reyes  Magos viesen algo, que sea  las cartas de los niños, sus sonrisas y ya puestos,  el estado de sus camellos, que ellos pobres, sí que se merecen un buen descanso año tras año.

No tengo ningún tipo de interés que un Rey Mago lo vea todo, sinceramente.

Dejemos que los niños sean niños y recemos (los que sean creyentes y los que sepan cómo va el rollo), para que los Reyes Magos de Oriente NO lo vean todo, que no se basen en el “concepto” Portarse bien/portarse mal y que a ser posible, todos, absolutamente todos los niños del mundo, tengan un juguete. Sí, eso si que realmente estaría muy pero que muy bien, eso es si que es importante.

Se me olvidaba: Que sus Majestades los Reyes Magos de Oriente os traigan lo que hayáis pedido o lo que soñáis, os hayáis portado como os hayáis portado, la verdad, qué más da.

A mis niños creo que les traerán un sable láser…y a vosotros?

Sable

Anuncios

2 Respuestas a “LOS REYES LO VEN TODO…

  1. Fantástico! Yo he intentado no hacerlo (lo de decirle eso de que los reyes lo ven todo y si se porta mal no tendrá regalos, que además es mentira, pero bueno) y creo que no me ha salido muy mal pero algunas veces es que te sale solo. Son aquellas cosas que juras que cuando seas padre no harás y terminas haciendo. Y de repente te sorprendes pensando ¿cuándo me he convertido en mi madre?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s