FELIZ Y DESQUICIADO…DESQUICIADO Y FELIZ.

Feliz porque mi hijo Mario ya dice “tapa”(que es algo así como papa, no?), y mi hijo Martí es feliz o almenos esa sensación me da, y mi mujer aun me aguanta todo y ser un “gegant del pi” en potencia (sobrenombre cruel donde los haya al yo pasearme por casa sin hacer nada), ah!y feliz por tener 10 dedos (aunque solo utilice dos), un viejo portátil y algo de tiempo para poder escribir.

Desquiciado porque cuando estoy por las mañanas con mi hijo Mario no puedo ni ducharme, ni afeitarme, ni vestirme, ni hacer nada de nada sin que el pequeño llore como un descosido sino lo cojo, porque me saca de los nervios que mi hijo Martí ralentice todas las mañanas con excusas antes de salir hacia el cole, te pida primero una cosa y luego otra y te maree y te haga que te entren ganas de salir corriendo de casa sin mirar atrás y no volver hasta el 2040. Desquiciado con el recibo del comedor del cole, con esa educación en ocasiones en blanco y negro, con los vecinos plastas que me dicen chorradas al verme como porteo con los pequeños.

Feliz porque ya casi es navidad, y me encanta la Navidad, porque hay un turrón de chocolate suchard sabor Oreo y porque  Amazon este año se ha aliado con los reyes magos y eso ha sido casi un milagro. Feliz porque el Martí habla con todos los niños del cole, se choca con el Sergio, se ríe con el Bruno y se casará cuando sea grande con la Aitana (este último dato lo  sé por su padre). Habrá pues que reservar pronto el traje negro Antonio Miro, que un hijo no se casa cada día. También feliz porqué mi mujer después del duro post-parto (creo que aun no se acabado, no?) vuelve a sonreír, y eso es genial, y porqué el caga tió esta mega gordo ya…y digo yo que algo cagara para mi, no?

Desquiciado porque en mi buzón hay más facturas que  publicidad de restaurantes chinos y pizzerias, porqué en casa hay una montaña de ropa por doblar que ya han venido escaladores a analizarla para en breve poder escalarla, y porque cada vez se me da peor cocinar y cada vez los platos preparados son más caros. Desquiciado porqué hace siglos que no nos vamos de cena mi mujer y yo, y unas copas y… nada!!. “Es que el Mario es muy pequeño aun!” me dice, y entonces yo me desquicio.

Feliz porque tengo 2 blogs que me hacen sentir muy bien, porque cuando más creo que la inspiración me ha abandonado y se ha ido a Honolulu para siempre…pues siempre vuelve como si de un boomerang se tratara. Feliz porque tengo amigos que valen un imperio, y ya podemos estar siglos sin vernos que siempre nos acabamos riéndonos. Feliz porque estamos educando a los niños como nos da la real gana y porqué la palabra “empatia” parece  manifestarse cada vez más  en los adultos frente a los niños…y eso me hace muy muy feliz.

Desquiciado por las rabietas del Martí, por los mocos verdes rollo bosque del Montseny y las cacas tamaño Empire State del Mario, porque el grande no para de chinchar al pequeño, porque los dos son muy cabezones…bueno, como sus padres. Desquiciado porque no debe ser sano mirar cada dos por tres el móvil esperando una llamada, desquiciado con estos políticos de mierda, desquiciado dándole vueltas a la cabeza por el futuro incierto que les espera a los niños…

Feliz por tener 36 años y seguir soñando, por y todo no tener paciencia con los niños, muchas veces (no siempre) sacarla de donde sea. Feliz porque la tercera parte de “los Cazafantasmas” ya esta en marcha, porqué ya hay fecha para el episodio VII de “Star Wars” y la Disney ha comprado los derechos de “Indiana Jones”, o sea, que tenemos peliculones para rato. Feliz porqué en casa de Carlitos, vuelve a oler a café…

Desquiciado por tener 36 años y seguir soñando, por tener muy poca pacienca con los niños. Desquiciado por hacer siglos que no voy al cine con mi mujer, desquiciado porque ya me he constipado otra vez y porque en casa este 2013 se ha estropea todo: la t.v, las 2 cafeteras y la play.

Feliz porque el 2014 va a molar mucho, porque cada vez nos entienden más, porque adoro despertarme cada mañana con los sonidos extraños del Mario y los avisos alarmantes del Martí avisándome que ya es de día. Feliz porque cada día que pasa me conozco mejor (o almenos eso creo), porque cada vez soy menos hipocondríaco (os lo juro!) y porque levantarse cada domingo oliendo a churros…pues oye, me hace muy feliz.

Desquiciado por calentarme demasiado la cabeza con el futuro, desquiciado por el colecho y la madre que lo parió, que si, que mola mucho la crianza natural…pero joder es muy dura! Desquiciado con la calefacción en cualquier sitio cerrado, con el precio de las cosas, y con el juego de Alexis Sanchez (que no, que su juego no ha mejorado!!!). Desquiciado por la gente mala de este mundo, por los amigos que no te dan segundas oportunidades y por los dibujos animados digitales…

Feliz por ser padre de dos maravillosos hijos. Desquiciado por ser padre de dos maravillosos hijos. Feliz de vivir en este mundo. desquiciado por este mundo.

Como dijo la blogger y guionista  Anna Manso en la presentación de su genial libro “La pitjor mare del món, el manual” (Editorial columna) : “Se puede ser feliz y estar  desquiciado o estar desquiciado y ser feliz”. brutales palabras…y así es como me siento  después de más de 3 años de paternidad y después de 36 años de vida en este extraño mundo.

Así que desquiciemonos…y seamos felices, o seamos felices y desquiciemonos…lo que prefiráis.

2013-12-16 13.19.20

Anuncios

9 Respuestas a “FELIZ Y DESQUICIADO…DESQUICIADO Y FELIZ.

  1. Me ha encantado este post. Pues sí, depende como lo mires, depende del día, del momento, del lugar, estás feliz o desquiciado. Pero todo lo que tienes es maravilloso y tu familia y tu tenéis algo especial, que ya muchos querrían.
    Felicidades por todo ello.
    BESOTES

  2. tus entradas siempre me producen una extranya sensaciôn agridulce; no te conozco pero creo que te mereces algo bueno profesionalmente, porque personalmente creo que tienes una familia genial!
    y sî, el colecho a veces es tzungo pero a mî me encanta cuando la pek me despierta diciêndome “mamâ te quiero mucho mucho”!
    por cierto ese turrôn de oreo… mmmm quê pena vivir lejos de àfrica en estas fechas!!!

  3. Pues has descrito muy bien cómo me siento yo desde el nacimiento de la bichilla. Ante todo muy feliz, sin dudas, pero desquiciada por intentar ducharme desde las 8 de la más y no conseguirlo hasta las 8 de la tarde. Por comer muchos días solo un bocadillo porque con una sola mano poco más puedo hacer. Por dejar la ropa mojada durante horas en las lavadora porque con el frío no puedo salir a tenderla con ella en brazos.Y aún así parece increíble que todos estemos tan seguros de que compensa esto de tener hijos..

  4. Leo tu encantador post mientras mi hijo me chilla a la oreja: “gol, gol, gol!!!!!!” Después de haber marcado dos corners en mi cabeza y otro en la pantalla del ordenador ( suerte que la pelota es de playa) y mi hija pequeña, en plena vóragine tijeril, inunda la cocina por quanquigésima vez de una llúvia de papelillos blancos mientras canta “Doraemon, Doraemon…”. ¿Y que hago yo? Pues agarrar un puñado de papelillos del suelo, sacarme la camisa para colocarmela detràs de la nuca y correr por toda la cocina dejando caer ese precioso confetti que con tanto ahínco a elaborado mi hija mientras grito: Oooooe, Ooe, oe, oe!!!!!
    Feliz Navidad!!!

  5. Ole, ole y ole; lo has conseguido otra vez, felicidades Papá Vader porque eres una fuente maravillosa de inspiración, de risas, de lágrimas y de pensamientos felizmente desquiciantes… desquiciadoramente felices…
    Bravo!

  6. Una vez mås me ha en encantado leerte. Porque todo lo que dices es verdad y todos nos sentimos identificados con las situaciones que describes. Pero cuando le pones ese toque de humor y simpatía lo haces mås fåcil y nos libera un poco del agobio que tenemos al ver que vivimos las mismas cirscuntancias y no estamos solos . No dejes de escribir nunca. Al leerte tengo un estímulo positivo y me animo de golpe.un saludo

  7. Cada vez que te leo me siento como en el anuncio de las famosas chocolatinas kit- kat (haciendo un paréntesis) desquiciada y feliz así me siento yo también. Me sorprende que siendo padre que no da teta te ocurra los mismo que a una madre que si la da, no puede ducharse, vestirse, etc.. sin tener a su pollo llore y quiera estar en brazos. Te felicito por el gran trabajo que haces.

  8. Pingback: NO ME DECÍAS “TE QUIERO” DESDE EL ESTRENO DE “BEN-HUR” EN LOS CINES…O LO QUE ES LO MISMO: LA VIDA EN PAREJA SIENDO PADRES. | Un papá como Darth Vader...·

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s